Primer semestre. Expectativas enormes. Recuerdo aquel día que por primera vez pisé la universidad como estudiante. Esa mañana, como muchos otros primíparos, soñaba con llegar a ser un político prominente y llegar a trasformar Colombia. Mientras esperaba a mis inductores, llegaron dos personas y muy amablemente me entregaron un papel amarillo que con letra llamativa…